takatuka
català | castellano
Quan l’avi era petit

Quan l’avi era petit

Lilli Messina
Traducció: Patric de San Pedro
32 pàgines
28 x 19 cm, cartoné
ISBN: 978-84-92696-88-8
13,50 €
Takatuka àlbums

Quan l'avi era petit, tot era molt diferent. No hi havia tantes cases, la llet venia directament de la vaca i els cavalls estiraven els cotxes. En Pep segueix amb interès les explicacions de l'avi, però les entén a la seva manera.

En la segona entrega d’aquesta entranyable parella d’avi i nét, s’aborda amb humor i sensibilitat la dificultat d’explicar als més petits realitats d’altres temps allunyades del món que coneixen.


Text i il·lustració

Lilli Messina va néixer el 1976 a Offenbach am Main i allà va estudiar a l’Escola Superior de Disseny i Comunicació Visual i es va especialitzar en il·lustració de llibres. Ha escrit i il·lustrat llibres que han estat publicats en més de deu llengües. Els seus treballs han estat exposats al Museu de Caricatures A. Paul Weber d’Hamburg, al Palau Kronberg i l’església de Sant Pau, a Frankfurt, i al Klingspormuseum ... més

Ressenyes

«Pareu-­vos a pensar un moment, què interpreta un nét quan l’avi li explica que de petit el banyaven a la cuina? … Sens dubte Lilli Messina té una gràcia especial per crear històries carregades de tendresa i bon humor, llibres amb molt poc text que tenen la
capacitat d’explicar grans històries, i el millor, que són perfectament capaços de captar l’interès dels més petits i que els grans gaudeixen amb la mateixa intensitat. Històries que estimulen la curiositat dels nens i nenes i faciliten la connexió tan especial que es dóna entre avis i néts». Sílvia Cantos

«Delicioso álbum ilustrado donde el texto cuenta lo que dice "el yayo" y las imágenes expresan con un gusto, delicadeza y ternura magníficas lo que yayo y nieto imaginan de "cuando el yayo era pequeño". Un homenaje a esa magnífica relación que se establece, a menudo, entre abuelos y abuelas y nietos y nietas, y que cada cual vive a su manera. Un inmenso mundo de complicidad y traspaso de saberes, con un toque de humor que te deja marcada la sonrisa en la boca, húmedos los ojos, temblando el corazón y lleno de recuerdos el interior. Imágenes repletas de expresividad, colores alegres, contrastes... Un muy aconsejable álbum ilustrado para ver y leer en familia, y si se tiene la suerte de aún tenerlos en casa, aún mejor con los protagonistas: los más pequeños y los mayores de la casa» Maria Cruz Aquerreta, FIRA Educación.

« Esta autora (y en esta editorial) ya había situado un abuelo frente a un niño (y viceversa) para mostrar las dos caras de una misma edad... o no... Su protagonista comparaba situaciones y llegaba a sus particulares conclusiones. Ahora volvemos con otro encuentro de yayo y nieto, donde el primero cuenta como eran antes las cosas y este las interpreta literalmente (lo que se ve con el comiquero recurso del globo de pensamiento). La risa está servida al ver cómo el niño interpreta que antes la leche venía de la vaca o todo estaba verde... Sus particulares personajes caricaturizados refuerzan lo cómico de las situaciones.» Pepe García Oliva, El diario de Jerez.

«El otro día cuando vi este libro me recordó mucho a mi padre y a las diferencias tan grandes entre su infancia y la de Eric. El libro no puede ser más bonito, cuenta la historia de cómo un Yayo intenta explicar a un bebé cómo era la vida cuando él era pequeño.
….
Son varias situaciones que nos hacen ver cómo era la vida de nuestros padres o nuestros abuelos y cómo se la imaginan nuestros hijos, una doble visión de la misma situación que es difícil de entender para aquellos niños que nunca han pisado un pueblo.
Me ha parecido muy entrañable y tierna, una mezcla de recuerdos y risas que a mi hijo le han encantado.
He aprovechado el cuento para explicarle como vivía mi padre en el pueblo, y creo que me este libro me ha ayudado para que lo entienda.
Estoy deseando llevar el libro al pueblo para que se lo lea mi padre porque estoy segura de que va a despertar muchos recuerdos en él y se los va a intentar contar al enano.Ilustraciones muy divertidas y llenas de color con una tipografía en mayúsculas bastante clara». Blog Trastadas de mamá
 

 Sobre L’avi és... l’avi! s’ha dit:

«Una història extraordinària sobre les semblances entre els més petits i els més grans», L’elefant trompeta.
 
«Les imatges, deformades amb traç caricaturesc i lletra desmanegada, conqueriran petits i grans», Boletín SOL de la FGSR.

«Transmet molta tendresa perquè parla de nens i de grans que són com nens, de l’estimació dels uns i dels altres, i de com el petit Pep veu aquest tipus tan estrany a qui diu avi, que s’estima tant, però que de vegades es comporta com ell», Anika Lillo, Anika entre libros.

«Delicioso álbum ilustrado donde el texto cuenta lo que dice "el yayo" y  las imágenes expresan con gusto,delicadeza y ternrua lo que yayo y nieto imaginan de "cuando el yayo era peque". Un homenaje a esa magnífica relación que se establece, amenudo, entre abuelos y abuelas y nietos y nietas,y que cada cual vive a su manera. Un inmenso mundo de complicidad y traspaso de saberes,conun toque de humor que te deja marcada las sonrisa en la boca, húmedos los ojos, temblando el corazón y el interior lleno de recuerdos. Imágenes repletas de expreividad, colores alegres,contraste...Un muy aconsejable álbum ilustrado para ver y leer en familia y, si se tiene la suerte detenerlos aún en casa ,mejor si cabe con los protagonistas: los más pequeños y los mayores de la casa.», Calco 17 (2013-2014)